Fin de temporada: el por qué de tus éxitos y tus fracasos
23586
post-template-default,single,single-post,postid-23586,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
impulsarte

El por qué de tus éxitos y tus fracasos

Marta G. Garay, nuestra psicóloga y fundadora de Impulsarte Psicología se despide del #BlogImpulsarte durante unas semanas para reponer energía, disfrutar de más tiempo de calidad con los suyos y preparar novedades. Antes, nos deja una técnica útil para valorar lo conseguido durante este curso: Atribuciones Causales.

No te pierdas el resto de artículos de la serie:

El por qué de tus éxitos y tus fracasos, por Marta G. Garay

6 pautas de nutrición para disfrutar del verano, por Raquel Santacruz

Autoevaluación docente, por Sam Gómez

Fisioterapia en campeonatos, por Mar Alagarda

Fin de temporada:

El por qué de tus éxitos y tus fracasos

Hace unos meses escribí un artículo con 8 pautas para hacer balance y reorientar el foco.

En él hablaba de que existen 3 periodos por excelencia en los que solemos  tomarnos tiempo para analizar cómo ha ido el año, qué hemos conseguido, qué se ha quedado en el tintero, si necesitamos hacer cambios... Estos tres momentos suelen ser:

  • Cambio de año (diciembre-enero)
  • Fin de temporada (julio-agosto)
  • Cumpleaños

He querido retomar el tema para contarte una técnica que te será muy útil si te encuentras en este periodo de reflexión.

Las atribuciones causales

Al finalizar la temporada es natural que te preguntes el porqué de lo ocurrido, ya sea un buen rendimiento, un error inesperado, una mala clasificación, una lesión, etc.

Ante un resultado inusual o inesperado es especialmente necesario entender el motivo. Puedes justificarlo con pensamientos como “no estaba suficientemente preparado”, “ese miembro del tribunal me tiene manía”, “he tenido buena suerte”, etc. No obstante, este tipo de atribuciones no te ayudarán a mantener la motivación, focalizarte en la mejora y coger el próximo curso con energía.

La teoría atribucional (Weiner) se centra en la manera en que las personas explican sus éxitos y fracasos.

Esta perspectiva sostiene que las explicaciones pueden clasificarse en función de 3 categorías básicas:

  • Estabilidad (permanente o inestable)
  • Punto de causalidad (externo o interno del individuo)
  • Punto de control (controlable o no controlable)

¿Para qué sirve?

  • Ayuda a comprender el entorno y a controlarlo.
  • Mantiene, mejora y protege nuestra autoestima y autoconfianza.
  • Sirve para predecir la conducta futura y la de los demás.
  • Favorece la concentración.

¿Dónde te clasificas?

Intenta detectar en qué columna te sientes más identificado:

LOCUS DE CONTROL INTERNO


LOCUS DE CONTROL EXTERNO


Atribuyes el fracaso a falta de capacidad personal.

Tiendes a realizar acciones encaminadas a preservar la salud.

Te sueles mostrar optimista.

Sueles intentar dominar las situaciones.

Intentas controlar la conducta de los demás.

Juzgas a los demás con dureza.

Exiges castigos por transgredir las normas de convivencia.

Asumes mayor responsabilidad.

Atribuyes el fracaso a la mala suerte y a la dificultad de la tarea.

Eres más frágil emocionalmente.

Sueles ser más vulnerables al estrés.

Tiendes a ser conformista.

No intentas controlar a los demás.

Juzgas a la gente con benevolencia.

Utilizas estrategias defensivas para explicar tus fracasos.

Tiendes a eludir la responsabilidad.

 

Atribuciones y resultados psicológicos

En esta tabla puedes ver las consecuencias psicológicas más habituales de realizar un tipo de atribución u otra:

ATRIBUCIONES


RESULTADO PSICOLÓGICO


Estabilidad: Expectativa de éxito futura:
Estable –> Expectativa de éxito en aumento
Inestable –> Expectativa de éxito en disminución
Causalidad: Influencias emocionales:
Causas internas –> Aumento del orgullo o la vergüenza
Causas externas –> Disminución del orgullo o la vergüenza
Controlabilidad: Influencias emocionales:
Bajo control –> Aumento de la motivación
Fuera de control –> Disminución de la motivación

 

PAUTAS PARA EL REENTRENAMIENTO ATRIBUCIONAL

Es muy útil que consigas cambiar tus atribuciones ante un resultado cuando existe riesgo de desarrollar sentimientos negativos.

El objetivo es conseguir un estado emocional positivo y favorecer las expectativas positivas en el futuro.

Debemos destacar el importante papel de los profesores, que pueden guiar al estudiante a realizar la atribución que favorezca la motivación, autoconfianza y foco en el esfuerzo y la mejora.

Para ello se deben tener en cuenta las siguientes pautas:

  1. Promover atribuciones a factores que puedas controlar.
  2. Evitar de un fracaso a la falta de habilidad.
  3. Atribución útil del fracaso: inestable, específica y controlable.
  4. En el caso de éxito, evitar atribuirlo a la suerte o a la facilidad de la tarea.
  5. Centrar el éxito en la capacidad y el esfuerzo.

 

Como resumen, en este artículo Marta G. Garay nos habla de cómo analizar la temporada de forma útil para mantener la motivación y las expectativas de mejora a través de la teoría de Atribuciones Causales.

Recuerda que puedes solicitar una sesión presencial u online para que te asesoremos en tu situación personal.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Qué atribuciones causales sueles hacer? Cuéntanos en los comentarios


SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Para recibir gratuitamente contenidos de la fundadora de Impulsarte Marta G. Garay  y los diferentes profesionales que conforman el Blog Impulsarte puedes suscribirte en el siguiente formulario. Somos un equipo especializado en la mejora de tu bienestar y rendimiento como músico, bailarín o actor.

#hoyvoyaimpulsarme #teimpulsamosparaquetúcrezcas

No Comments

Post a Comment